BLOG DE JOSÉ ANTONIO DONCEL DOMÍNGUEZ (I.E.S. LUIS CHAMIZO, DON BENITO, BADAJOZ)

sábado, 10 de junio de 2017

Comentario de un plano urbano








1. DEFINIR EL PLANO URBANO

El plano urbano lo podemos definir como la representación gráfica de una ciudad hecha a escala, en el que se muestra la distribución de los espacios edificados (viviendas, edificios públicos…) y de los espacios libres (calles, plazas, parques…) de una ciudad. El plano urbano nos muestra la estructura y partes de una ciudad, así como los elementos que la forman. A través de la lectura e interpretación de un plano y de sus partes y elementos podemos saber cuáles han sido las diferentes etapas del crecimiento de la ciudad y conocer su historia.

2. IDENTIFICAR Y EXPLICAR EL EMPLAZAMIENTO Y SITUACIÓN DE LA CIUDAD

Emplazamiento: lugar concreto sobre el que se asienta la ciudad (y en especial, la ciudad inicial): colina, orilla de un río, borde del mar, en el centro de un valle... Hay que observar la existencia de barreras de fijación (río, mar…) que limiten o determinen el crecimiento de la ciudad. Hay que relacionar ese emplazamiento con las funciones que habrían dado origen a la ciudad (defensiva-estratégica, económica-comercial, político-administrativa, religiosa, etc.).
Situación: relacionada con el entorno más amplio (contexto nacional y regional), convertida la ciudad en puerto clave, encrucijada de comunicaciones, etc. En este sentido organizaría espacios amplios, regiones, etc.
Una vez establecido el emplazamiento inicial, debemos observar la expansión posterior desde el núcleo inicial (generalmente el casco viejo): en qué dirección y de qué manera (teniendo en cuenta los posibles obstáculos naturales). Identificamos el ensanche que arranca siempre del casco antiguo, y el posterior desarrollo de la periferia. Igualmente señalar la situación más o menos central que puede tener la ciudad en la actualidad.

3. DELIMITACIÓN Y DESCRIPCIÓN DE LAS ZONAS QUE ESTRUCTURAN LA CIUDAD

Las tres zonas que suelen estructurar la mayoría de las ciudades españolas son tres: el casco viejo, ensanche y periferia. Utilizamos para ello las llamadas líneas de fijación, son aquellas como ríos o infraestructura viaria, que delimitan el crecimiento de la ciudad. Las situamos en el tiempo, dentro de la evolución histórica de la ciudad.

4. ESTABLECER EN CADA PARTE DE LA CIUDAD LOS ELEMENTOS BÁSICOS QUE DEFINEN LA MORFOLOGÍA URBANA 

Entre estos elementos, algunos se ven, otros se intuyen a partir de los conocimientos que tenemos sobre el tema:
-    Trazado o plano: señalar y explicar el tipo de plano, irregular, ortogonal, radiocéntrico o lineal.
-     Edificación: por un lado, señalar la trama urbana o disposición de los edificios (puede ser cerrada con edificios juntos y muy próximos, o abierta, con edificios con espacios entre sí), por otro lado, el tipo de edificación (edificios bajos o en altura, individuales o colectivos).
-      Los usos del suelo: existencia o no espacios públicos, de grandes vías o avenidas, de zonas verdes, polígonos industriales, áreas de servicio, zonas residenciales, etc. En relación con ello, el predominio de un tipo de actividad económica u otra (actividades tradicionales o modernas, predominio del sector industrial o del terciario).
-         Problemática actual: análisis de los problemas principales que se viven en cada área urbana, así como de las iniciativas y soluciones puestas en marcha para solucionarlos.

5. SITUAR Y ANALIZAR EL CASCO HISTÓRICO

a) Análisis del plano:
-     Observar la pervivencia o no de la muralla, que casi seguro existió, y explicar su función (defensa y refugio, fiscalidad). Si no se encuentra, señalar su posible derribo por el crecimiento urbano de la segunda mitad del XIX: debemos observar si se crearon paseos de ronda o circunvalación en su lugar.
-    Determinar el tipo de plano y explicar sus características. En España generalmente será irregular (calles estrechas y retorcidas, sin geometría y con desorden e irregularidad), aunque en ocasiones, podemos encontrar otro tipo de plano (lineal en algunas ciudades del camino de Santiago como Logroño, ortogonal en ciudades que mantienen el trazado romano como Tarragona o Villareal, radiocéntrico en urbes como Vitoria).
-        Observar si se aprecian modificaciones de épocas posteriores en el plano, como la apertura de calles y plazas de trazado regular (es el caso de Madrid, con su plaza mayor geométrica o la Gran Vía).

b) Análisis de la edificación:
-     La trama es generalmente compacta y cerrada, pues los edificios se disponen muy próximos entre sí, con manzanas cerradas, y existen muy pocos espacios abiertos (plaza del mercado o del entorno de la iglesia). Hay que señalar que esto suele deberse al crecimiento urbano intramuros, con una muralla que envuelve la ciudad, así como a la desamortización del siglo XIX, que supuso la venta de espacios propiedad de la iglesia y que incluía patios y huertos, después edificados).
-        El tipo de edificios no es visible directamente en el plano, pero se intuye que predominan los edificios de baja altura e individuales, que sin embargo, con el tiempo han experimentado una creciente verticalización y muchos se han convertido en colectivos.  En el casco antiguo encontramos los edificios históricos y de valor artístico y monumental, que conviene situar (palacios, iglesias, catedral, ayuntamiento, etc.).

c) Usos del suelo:
Uso del suelo básicamente residencial (viviendas). A nivel económico, pervivencia de oficios tradicionales, pequeño comercio y talleres artesanos. En la actualidad se ha producido una renovación, proliferando edificios oficiales y de la administración, así como establecimientos de restauración y hoteles ligados al creciente uso turístico.

d) Problemática actual del casco viejo:
Señalar el deterioro físico sufrido por calles y edificios, así como la dificultad del tránsito de vehículos, lo que restringe la movilidad de los habitantes. Ligado a estos factores, se ha producido en muchos casos un deterioro social: la población con más recursos abandona la ciudad vieja buscando espacios y calidad de vida, por lo que queda población anciana y de bajos recursos, creándose problemas de envejecimiento y marginalidad. Actualmente, la mayoría de los cascos históricos han sido renovados y rehabilitados, buscando la atracción del turismo, reconstruyéndose edificios de gran tamaño y dándoles un nuevo uso terciario (administración, hoteles y restauración)

6. SITUAR Y ANALIZAR EL ENSANCHE

a) Analisis de su desarrollo:
Localizamos el ensanche, ubicado junto al casco histórico, y determinamos las causas de su desarrollo: crecimiento de la población, elección como capital de provincia o proceso de industrialización. Señalamos la época de su desarrollo: segunda mitad del siglo XIX en el caso de las grandes ciudades españolas como Barcelona o Madrid, primer tercio del siglo XX, en el caso de las ciudades más pequeñas como la mayoría de las capitales de provincia. Marcar el contraste entre el ensanche burgués (bien dotado de servicios) y los barrios obreros industriales (infradotados y con viviendas de baja calidad) que sufrían un rápido deterioro.

b) Análisis del plano:
Generalmente se trata de un plano ortogonal (plano regular, con calles anchas y largas que se cruzan perpendicularmente, formando manzanas cuadradas).

c) Análisis de la edificación:
- La trama es menos densa y compacta que en el casco viejo, pero se suele estructurar en forma de manzanas cerradas.
- En cuanto a los edificios, predominan las viviendas colectivas y en altura, con bloques de pisos

d) Usos del suelo:
Abundan más los espacios abiertos, grandes avenidas, plazas y zonas verdes. A nivel económico existe un predominio de los usos terciarios y comerciales, ya que la industria ha sido llevada en las últimas décadas, y en la mayoría de los casos, hacia la periferia urbana. La terciarización es visible en el desarrollo en esta zona del CBD (centro comercial, financiero y administrativo de la ciudad).

e) Problemática actual del ensanche:
El contraste entre los ensanches burgueses bien dotados y los barrios proletarios infradotados de servicios, se ha visto muy mitigado, aunque aún hoy persiste.
Aumento excesivo de los precios del suelo y la vivienda, lo que favorece el asentamiento de la población más joven.
                           
7. SITUAR Y ANALIZAR LA PERIFERIA URBANA

a)      Análisis de su desarrollo:
Situamos la periferia en las zonas exteriores que rodean el centro urbano. Hoy incluye una parte importante de la extensión actual de cualquier ciudad española. Las ciudades españolas tuvieron su época de mayor crecimiento a partir del desarrollismo de la década de 1960 y 1970, cuando el proceso de industrialización y crecimiento económico provocan un enorme éxodo rural. En las últimas décadas, ese crecimiento se ha consolidado en zonas aún más periféricas, incluyendo un proceso de suburbanización que ha supuesto la proliferación de urbanizaciones en las zonas y localidades cercanas a la ciudad. Todo ello dificulta la delimitación de las zonas rurales y urbanas.

b)     Usos del suelo y áreas diferenciadas:
La economía ha ido basculando cada vez más hacia la periferia, por lo que los usos industriales y terciarios son cada vez mayores. Surgen grandes polígonos industriales, debido a que la industria se ha ubicado en zonas periféricas (mayor accesibilidad, costes menores del suelo, contaminación generada). Surgen también áreas de equipamientos, que incluyen servicios, como hospitales o universidades, y grandes superficies comerciales. Igualmente aparecen enormes espacios dedicados a las infraestructuras de comunicaciones (autovías, rotondas, circunvalaciones, aeropuertos, etc.). Junto a ellas, se desarrollan amplias áreas residenciales.

c)      Análisis de las áreas residenciales:
- Las áreas residenciales suelen tener un plano mixto, con tendencia a la regularidad y al plano ortogonal, aunque de forma menos marcada que en el ensanche.
- La trama es en ocasiones cerrada, aunque muchos barrios están estructurados en trama abierta (muy habitual en los años del desarrollismo), con espacios abiertos entre los edificios.
- La edificación se produce en altura y es colectiva, formada por bloques de pisos, aunque en las últimas décadas y en las zonas más periféricas dominan las urbanizaciones de viviendas unifamiliares (adosados o viviendas exentas) de baja altura.

d) Polígonos industriales:
En ellos se sitúan fábricas, almacenes y talleres. Suelen estar en zonas de fácil accesibilidad, con trama cerrada y plano muy regular, generalmente ortogonal, con calles anchas y largas.

e) Problemática actual de la periferia:

Desigualdad social entre barrios de clase alta y media y barrios de clase baja, con fuertes contrastes sociales. A ello habría que añadir la proliferación en las zonas periféricas del chabolismo, que persiste sobre todo en las grandes ciudades. El desarrollo de una política social de viviendas (Viviendas de Protección Oficial) ha posibilitado la práctica erradicación del chabolismo en las ciudades medias y pequeñas españolas.

COMENTARIO DEL PLANO DE VALENCIA



1. DEFINICIÓN DE PLANO URBANO

El plano urbano lo podemos definir como la representación gráfica de una ciudad hecha a escala, en el que se muestra la distribución de los espacios edificados (viviendas, edificios públicos…) y de los espacios libres (calles, plazas, parques…) de una ciudad. El plano urbano nos muestra la estructura y partes de una ciudad, así como los elementos que la forman. A través de la lectura e interpretación de un plano y de sus partes y elementos podemos saber cuáles han sido las diferentes etapas del crecimiento de la ciudad y conocer su historia.

Panorámica de la ciudad de Valencia en 1858. Fuente: elmundo.es


2. EMPLAZAMIENTO Y SITUACIÓN

Valencia es una ciudad de origen romano (aunque su trazado tiene origen medieval) que se ubica en las proximidades del Mar Mediterráneo, en un meandro del río Turia muy cerca de su desembocadura en el golfo de Valencia. Se sitúa en una zona elevada, lo que le da una mayor capacidad defensiva y además la aisla más de las posibles inundaciones. Posteriormente, la cuidad crecerá a un lado y otro del río Turia, inicialmente hacia el sur con el ensanche y posteriormente en todas direcciones, lo que le permitirá unirse con otras poblaciones cercanas como El Grao (el puerto).
Su situación, desde la época romana hasta la medieval, resultó siempre muy favorable a nivel comercial, político y estratégico. Tenía una situación estratégica respecto a las rutas y vías de comunicación, no en vano se hallaba en la calzada romana que discurría por la costa mediterránea y además estaba favorecida por un entorno agrícola muy rico. Por otro lado, se ve favorecida por la proximidad al mar  y la existencia de un puerto en sus inmediaciones. Hoy la ciudad tiene un papel central en el contexto nacional derivado de la riqueza agrícola, de su posición geográfica estratégica en el contexto económico e industrial español y de su puerto, el segundo de España a nivel comercial.

3. DELIMITACIÓN DE LAS DISTINTAS ZONAS DE LA CIUDAD

Podemos identificar el casco viejo, en el centro, junto al meandro del Turia, que nos mostraría el espacio ocupado por la ciudad durante la época preindustrial, hasta el siglo XIX. Al sur del casco viejo podemos identificar el ensanche de la ciudad industrial surgido a partir de la segunda mitad del siglo XIX y ampliado en las primeras décadas del siglo XX. Ambos espacios están separados por unas calles que circunvalan el casco viejo y que forman la ronda que sustituyó a la muralla. Más allá, aunque apenas visible en el plano (salvo en la zona norte, en la otra margen del río), se observan los barrios periféricos que constituirían buena parte de la ciudad actual y que surgirían a partir de la segunda mitad del siglo XX.

Casco viejo de Valencia. Fuente: geoperspectivas2bachiller.blogspot.com.es

4. SITUAR Y ANALIZAR EL CASCO HISTÓRICO

Como en la mayoría de las ciudades españolas, la muralla no se ha conservado (aunque sí algunas de sus puertas). Se trataba de una muralla de origen medieval que tendría una función defensiva y fiscal, y que se derribó por el crecimiento urbano durante la segunda mitad del siglo XIX, cuando se convirtió en un obstáculo para el desarrollo urbano y además carecía ya de utilidad. En su lugar, y tras su derribo, surgió un enorme paseo de ronda que circunvala el casco viejo y que es perfectamente visible en el plano.
Como en la mayoría de las ciudades españolas, el plano del casco histórico es  irregular (calles estrechas y retorcidas, sin geometría y con desorden e irregularidad, falta de espacios abiertos y plazas sin formas definidas). Esta irregularidad es observable especialmente en la zona norte, donde se haya la catedral.
Observamos como la parte sur del casco viejo es mucho más regular, por lo que probablemente sufrió modificaciones en el siglo XIX, abriéndose nuevas calles y plazas.
La trama es compacta y cerrada, pues los edificios se disponen muy próximos entre sí, con manzanas cerradas y pocos espacios abiertos, aunque algunos se abrieron posteriormente. Hay que señalar que esto suele deberse al crecimiento urbano intramuros, con una muralla que envolvía la ciudad, así como a la desamortización del siglo XIX, que supuso la venta de espacios propiedad de la iglesia y que incluía patios y huertos, después edificados.
El tipo de edificios no es visible directamente en el plano, pero se intuye que predominaron los edificios de baja altura, con frecuencia individuales, que sin embargo, con el tiempo han experimentado una creciente verticalización y la mayoría se han convertido en colectivos. En el casco antiguo encontramos los edificios históricos y de valor artístico y monumental, ese es el caso de la catedral de Valencia, así como varias iglesias y palacios.
Los usos del suelo en época preindustrial serían residencial (viviendas), industrial (oficios tradicionales y artesanía textil) y comercio ligado al puerto cercano. En la actualidad se ha producido una renovación, la industria se haya en la periferia y proliferan edificios oficiales y de la administración, así como establecimientos de restauración y hoteles ligados al creciente uso turístico. En la parte sur, renovada urbanísticamente, se desarrollaran actividades terciarias ligadas al comercio, los espectáculos o los bancos.
Es posible que amplias zonas del casco viejo, sobre todo en la zona norte, hayan sufrido un fuerte deterioro físico en calles y edificios, a lo que hay que añadir la dificultad del tránsito de vehículos, lo que restringe la movilidad de los habitantes. Ligado a estos factores, es probable que en muchos casos haya habido un deterioro social: la población con más recursos abandona la ciudad vieja buscando espacios y calidad de vida, por lo que queda población anciana y de bajos recursos, creándose problemas de envejecimiento y marginalidad.
Actualmente, como la mayoría de los cascos históricos habrá sufrido procesos de renovación y rehabilitación, buscando la atracción del turismo, reconstruyéndose edificios de gran tamaño y dándoles un nuevo uso terciario (administración, hoteles y restauración).

Plano de Valencia realizado por el padre Tosca en 1704. Fuente: elmundo.es





5. SITUAR Y ANALIZAR EL ENSANCHE

El ensanche se ubica junto al casco histórico, envolviéndolo por el sur. Se construirá en la segunda mitad del XIX y principios del XX y trata de hacer frente al crecimiento de la población debido al desarrollo agrícola del entorno, el proceso de industrialización, el crecimiento de la actividad del puerto cercano y la capitalidad provincial. Los barrios obreros de la época, debido a su rápida degradación, hoy apenas serán reconocibles, aunque lo lógico es que estuvieran en torno al puerto cercano de El Grao.
Tiene un plano ortogonal (plano regular, con calles anchas y largas que se cruzan perpendicularmente, formando manzanas cuadradas).
La trama es menos densa y compacta que en el casco viejo, pero se estructura también en forma de manzanas cerradas.
En cuanto a los edificios, predominan las viviendas colectivas y en altura, con bloques de pisos.
Abundan más los espacios abiertos, grandes avenidas, plazas y zonas verdes. A nivel económico existe un predominio de los usos terciarios y comerciales, ya que la industria ha sido llevada en las últimas décadas, y en la mayoría de los casos, hacia la periferia urbana. Observamos una gran estación de ferrocarriles dentro del ensanche.
El excesivo precio del suelo y la vivienda no favorece el asentamiento de la población más joven.


6.  SITUAR Y ANALIZAR LA PERIFERIA URBANA

La periferia apenas es visible en el plano, aunque podemos comentar algunos aspectos generales. Situamos la periferia en las zonas exteriores que rodean el centro urbano. Hoy incluye una parte importante de la extensión actual de cualquier ciudad española. Las ciudades españolas tuvieron su época de mayor crecimiento a partir del desarrollismo de la década de 1960 y 1970, cuando el proceso de industrialización y crecimiento económico provocaron un enorme éxodo rural. En las últimas décadas, ese crecimiento se ha consolidado en zonas aún más periféricas, incluyendo un proceso de suburbanización que ha supuesto la proliferación de urbanizaciones en las zonas  y localidades cercanas a la ciudad. Todo ello dificulta la delimitación de las zonas rurales y urbanas.
La economía ha ido basculando cada vez más hacia la periferia, por lo que los usos industriales y terciarios son cada vez mayores. En Valencia, centro de una zona industrial y económicamente desarrollada, con un gran puerto de exportación e importación, existen grandes polígonos industriales, debido a que la industria se ha ubicado en zonas periféricas (mayor accesibilidad, costes menores del suelo, contaminación generada). Existirán también áreas de equipamientos, que incluyen servicios, como hospitales o universidades, y grandes superficies comerciales. Igualmente, surgen enormes espacios dedicados a las infraestructuras de comunicaciones (autovías, rotondas, circunvalaciones, aeropuertos, etc.). Junto a ellas, se desarrollan importantes áreas residenciales. Estas tendrán un plano mixto, con tendencia a la regularidad y al plano ortogonal, aunque de forma menos marcada que en el ensanche. La trama es en ocasiones cerrada, aunque muchos barrios están estructurados en trama abierta (muy habitual en los años del desarrollismo), con espacios abiertos entre los edificios. La edificación se producirá en altura y será colectiva, formada por bloques de pisos, aunque en las últimas décadas y en las zonas más periféricas dominan las urbanizaciones de viviendas unifamiliares (adosados o viviendas exentas) de baja altura.
En los polígonos industriales se ubican las fábricas, almacenes y talleres. Suelen estar en zonas de fácil accesibilidad, con trama cerrada y plano muy regular, generalmente ortogonal, con calles anchas y largas.
Especialmente llamativo en cuanto a los usos del suelo, es la creación de un enorme espacio verde en lo que fue el antiguo cauce del río Turia (desviado por otra zona) y en el que además se ha ubicado un espacio emblemático: la Ciudad de las Artes y las Ciencias, que se ha convertido en punto de referencia de la modernización y renovación urbanística de la ciudad.

Plano de Valencia en la actualidad. Fuente:proyectomarianmorenolara.wordpress.com

2 comentarios:

  1. Excelente blog... te felicito... sigue publicando más conocimiento...Saludos desde San Salvador de Jujuy- Argentina. Eduardo

    ResponderEliminar